Go to Top

El Programa EB-5 Qué deben tener en cuenta los inversores extranjeros

Desde 1990, los Estados Unidos han ofrecido un camino a la residencia permanente en los EE.UU. para los emprendedores inversores extranjeros.

En el Programa para inversores inmigrantes EB-5 en los EE.UU., un inversor extranjero compromete una cierta cantidad de capital para un proyecto que vaya a crear o conservar un mínimo de 10 puestos de trabajo a tiempo completo para trabajadores estadounidenses. El éxito de participación del programa asegura un permiso de trabajo y residencia (green card o tarjeta verde) para el inversor, así como para su cónyuge e hijos solteros menores de 21 años. A diferencia de otras rutas de acceso a la residencia en los EE.UU., el programa EB-5 no incluye requisitos de edad, experiencia empresarial o destrezas lingüísticas. En lugar de ello, se alienta a los inversores extranjeros que tienen un interés en obtener la residencia a que adopten las medidas que el Congreso ha determinado que favorecerán a que crezca la economía de los EE.UU..

Para comenzar el proceso del EB-5, un inversor debe presente una petición I-526 con el fin de demostrar el modo en que cumplirá los requisitos del programa de visados EB-5 indicado por los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés). Un requisito clave es que el inversor invierta en una empresa «con ánimo de lucro» creada después del 29 de noviembre de 1990; en caso contrario, la empresa deberá cumplir con una serie de requisitos de reestructuración y expansión. El inversor también deberá ser activo en la nueva gestión de la entidad comercial. Además, el inversor deberá aportar al menos 1 millón de dólares en la nueva empresa. Sin embargo, para las «áreas específicas de empleo», la inversión mínima se reduce a 500.000 dólares. Para obtener la calificación de área específica de empleo, un determinado lugar deberá ser rural -la definición concreta del cual varía de un estado a otro- o debe tener una tasa de desempleo del 150 por ciento de la media nacional o más.

Si la agencia aprueba la petición I-526, el inversor deberá solicitar un permiso de trabajo y residencia condicional, lo que permitirá a su titular residir en el país durante dos años. Pasado ese plazo, el inversor deberá presentar un formulario I-829 para demostrar que se han cumplido los requisitos del programa, en especial el requisito de la creación de empleo.

Teniendo en cuenta los diversos criterios de inversión, el programa EB-5 no está claramente dirigido a todo el mundo, no obstante su interés es evidente. A pesar de que el programa ha existido desde principios de los 90, se ha hecho más conocido después de la crisis financiera de 2008 como una fuente de capital para los promotores inmobiliarios en un momento en que la financiación nacional era relativamente difícil de asegurar. Mientras que la economía estadounidense se ha recuperado, el programa mantiene su popularidad. De acuerdo con los USCIS, el programa EB-5 se ha traducido en 8.7 mil millones de dólares estadounidenses de inversión extranjera en las empresas de Estados Unidos en los últimos tres años, y ha creado más de 35.000 puestos de trabajo en el mismo período.

Sin embargo, ha habido cierta polémica en torno al programa EB-5 en los últimos años. Algunos legisladores han criticado a los promotores, a los estados o a ambos por la elaboración de mapas creativos destinados a definir un área como área de empleo -con el fin de reducir el umbral de la inversión mínima requerida para los inversores del EB-5-, por ejemplo, incluyendo el desarrollo de un complejo de viviendas con subsidio cerca del desarrollo en un barrio más acomodado para reducir el desempleo general. El Senador Chuck Grassley, republicano de Iowa, y el Senador Patrick Leahy, demócrata de Vermont, están entre aquellos que han caracterizado el «fraude electoral» como abuso del programa. Los USCIS está considerando nuevas normativas con el fin de garantizar criterios más consistentes para la designación de áreas específicas de empleo.

Además, los USCIS ha dicho que podrían aumentar los requisitos mínimos de inversión para el programa. Sin embargo, en este momento no ha habido nadie que haya discutido públicamente las cantidades específicas. Mientras este cambio, de darse, llevará su tiempo, podría seguir preocupando a los inversores que estén considerando el programa EB-5 en el futuro.

Escrutinio de Proceso

No todo el que reúna el requisito de 500.000 dólares o el millón de dólares podrá solicitarlo a través del programa de visas EB-5. Los inversores deben estar preparados para verificar que los fondos que tienen la intención de invertir en los EE.UU. fueron obtenidos a través de medios legales. Los USCIS puede requerir que un inversor entregue los expedientes del registro de empresas extranjeras, las declaraciones de impuestos personales y de negocios, la documentación de la búsqueda del origen de los fondos, y los certificados con respecto al proceso civil o criminal o el juicio privado en contra del inversor de los últimos 15 años.

Incluso los inversores que pueden demostrar el origen de sus fondos también pueden necesitar considerar la situación política de su país de origen. Por ejemplo, algunos inversores de América Latina se han encontrado dificultades relacionadas con el control de cambio de divisas de sus propios gobiernos. Estos controles pueden limitar la cantidad de dinero que un inversor pueda transferir al extranjero. Antes de solicitar el programa EB-5, los inversores tendrán que estar seguros de que pueden garantizar la cantidad necesaria de inversión en dólares estadounidenses.

Dejando de lado estos asuntos generales y los posibles desarrollos, el programa EB-5 sigue pudiendo ser una excelente opción para ciertos inmigrantes potenciales. De todos modos, no todas las inversiones del EB-5 son iguales, por lo que los inversores deben realizar una auditoría en la empresa en la que planean invertir. A pesar de que no se hable de ellos en el presente artículo, los inversores tendrán que ser conscientes también de los ingresos y las implicaciones fiscales de los bienes raíces de EE.UU. a los que ellos y su familia se enfrentarán como residentes permanentes de Estados Unidos.

Elección de un Proyecto EB-5

Inversión Directa frente al Centro Regional

La primera decisión importante a la que un inversor se enfrenta a la hora de considerar una inversión EB-5 es la posibilidad de invertir directamente o a través de un «centro regional». En una inversión directa, los inversores extranjeros invierten directamente en sus propias empresas. A menudo, aunque no siempre, el solicitante del EB-5 será el único inversor o el principal inversor de un proyecto en particular. Los ejemplos pueden incluir desde restaurantes a hoteles, casas de socorro, granjas o tiendas al por menor. El inversor debe demostrar la participación activa en el negocio, ya sea a través de un control de gestión diario o por influencia sobre la política a nivel de empresa. Este control directo a menudo atrae a los inversores que planean mantenerse a sí mismos a través de sus empresas con sede en EE.UU. siempre y cuando obtengan su green card.

La inversión directa también ofrece otra serie de ventajas. Con la documentación adecuada, un inversor directo puede llegar a cumplir con el requisito mínimo de inversión utilizando activos no monetarios como pueden ser los equipos o el inventario. Sin embargo, la inversión directa también implica algunos inconvenientes importantes. Por lo general, este tipo de inversión conlleva un riesgo mayor que la inversión indirecta a través de un centro regional; los inversores también tendrán que prestar mucha atención a las exigencias de las leyes fiscales de los Estados Unidos y asumir su total cumplimiento. También suelen necesitar compilar y presentar un volumen mayor de documentación con la solicitud del visado. El inversor debe estar preparado para entregar los planes comerciales y empresariales necesarios y corroborar la manera en que su negocio va a cumplir con los requisitos laborales.

Los centros regionales son corporaciones, organismos o empresas privadas que ofrecen una alternativa a los inversores del EB-5 que no quieren encargarse personalmente de sus propios negocios. En lugar de ello, los centros regionales permiten que los inversores inmigrantes inviertan a través de un fondo, que luego se utilizará para patrocinar un proyecto compatible con el EB-5. Muchos centros regionales, aunque no todos, están patrocinados y trabajan en estrecha colaboración con los gobiernos locales. Tanto si un centro regional tiene una afiliación gubernamental como si no, es esencial que un inversor potencial lleve a cabo una auditoría, ya que no todos los centros regionales son igual de atractivos.

Para un inversor que está considerando un centro regional en particular, la trayectoria de organización debería ser el primer punto de interés. Mientras que los USCIS revisa y aprueba los centros regionales, estos no están exentos de riesgo. Hasta que se escribieron estas líneas, había cerca de 800 centros regionales aprobados disponibles con diferentes niveles de experiencia y conocimientos. Al preguntar por la historia de un centro regional, los inversores deben saber cuántos inversores del centro presentaron la solicitud I-526 y qué porcentaje de ellos fueron aprobados. Del mismo modo, los inversores deben saber qué cantidad de inversores anteriores fueron aprobados (o negados) cuando presentaron los I-829. Esto le dará al inversor una idea del éxito de los solicitantes anteriores en la obtención de sus permisos de trabajo y residencia, trabajando con el centro regional.

Los inversores también deben saber qué sucede si el centro no logra atraer a suficientes inversores para un proyecto en particular. Teniendo en cuenta el límite de dos años del permiso de trabajo y residencia condicional, los solicitantes del programa EB-5 no pueden estar de manera ilimitada esperando en un centro regional para conseguir los nuevos inversores suficientes para seguir adelante. Para los inversores, que sólo pueden conseguir el mínimo de 500.000 dólares, también será importante determinar que el centro regional ofrece proyectos en áreas específicas de empleo.

Los USCIS mantiene una lista de centros regionales terminados, cosa que los inversores deberán evitar obviamente. Sin embargo, un centro también puede haber recibido una Notificación de Intención de Terminar (NOIT). Los centros que han recibido una NOIT pueden continuar funcionando mientras los USCIS investiga sus operaciones, pero recibir una significa que el centro no ha logrado presentar la información requerida o que ya no servía supuestamente para promover el crecimiento económico. Cualquiera de estas opciones debe servir como señal de alerta. No lograrlo no es el único peligro; la Comisión de Valores y Bolsa ha presentado 19 casos en los que estaban involucradas ofertas de inversión EB-5 en los últimos tres años, aproximadamente la mitad de ellos se vieron involucrados en casos de fraude.

Uno de los beneficios de invertir a través de un proyecto patrocinado por un centro regional es la capacidad de considerar puestos de trabajo indirectos. En lugar de que el proyecto dependa exclusivamente de las operaciones en curso de la empresa para cumplir con los requisitos laborales para cada inversor, el proyecto puede presentar un análisis económico aprobado para demostrar, por ejemplo, cómo se crearán empleos de construcción a partir de la creación del proyecto. Un inversor querrá asegurarse de que el análisis de trabajo cumple con los requisitos de los USCIS, y que hay un colchón suficiente para cubrir todos los inversionistas EB-5 en el proyecto. Si no se cumplen los requisitos del trabajo, los inversores no podrán obtener sus green cards.

La evaluación de la Inversión Subyacente

Los inversores deben ser conscientes de que, a lo largo de la historia, las inversiones EB-5 no han proporcionado beneficios notables para los inversores; algunos estiman rendimientos típicos de tan sólo el 1-2 por ciento. Esto se debe a que la mayoría de los inversores de EB-5 se refieren principalmente a la obtención de sus visados y a la devolución de su capital. En la mayoría de los casos, los beneficios de la inversión son un factor secundario.

Aunque a la mayoría de los inversores extranjeros principalmente les preocupa conseguir la green card, no deben ignorar los méritos de inversión del proyecto. Esto es especialmente importante dado que los proyectos patrocinados a través de los centros regionales son inversiones privadas que no están reguladas por la SEC.

Por lo general, las inversiones se estructuran como sociedades limitadas, en las que los inversores son los socios limitados. El contrato de sociedad limitada, es el documento que dirige la inversión, por lo que es imperativo que el inversor entienda sus condiciones. Algunas de las áreas clave que hay que considerar son:

  • Comisiones: son las comisiones a partir de los 500.000 dólares o del millón de dólares de inversión del inversor. Los inversores deben informarse acerca de las comisiones adicionales, como las comisiones por solicitud, para asegurarse de que saben cuál es el nivel de compromiso que requieren. Además, el socio general cobrará una comisión de gestión por supervisar las inversiones del fondo. En general, la mayoría de las asociaciones privadas cobran una comisión de gestión del 2 por ciento y se quedan con una participación del 20 por ciento de las ganancias. Si las comisiones son mucho más altas, los inversores deberán preguntarse por qué.
  • Exigencia de los compromisos de capital: si el formulario I-526 de un solicitante es rechazado, la mayoría de los centros regionales devolverán la inversión y comisiones de este, aunque no todos lo hacen. Los inversores deben comprender el proceso de recuperación de la inversión si se rechaza su solicitud. Si los fondos de los inversores se mantienen en reserva hasta que sus solicitudes se procesen, será más fácil para los inversores obtener sus compromisos de vuelta. De no ser así, puede que tengan que confiar en el fondo buscando otros inversores que ocupen su lugar con el fin de obtener la devolución de sus fondos.
  • Disposiciones de la distribución: estas son las disposiciones que determinan cómo se pagarán las pérdidas y ganancias del proyecto que subyace a los inversores y al socio general. Debido a que la inversión de EB-5 debe ser considerada «en riesgo», al socio general por lo general no se le un permiten realizar distribuciones a los socios limitados por lo menos durante un periodo de cinco años, a menos que se hayan eliminado las restricciones temporales y el socio haya recibido un permiso de residencia permanente. Sin embargo, después de este período los inversores deben entender cómo se asignan las pérdidas y ganancias. Los fondos privados suelen proporcionar a sus socios limitados un beneficio anual específico -un beneficio preferente- de su inversión antes de permitir que el socio general participe en las utilidades de la asociación. Esto proporciona al socio general un incentivo para maximizar los beneficios de inversión.
  • Las disposiciones de la persona principal: las disposiciones de la persona principal están diseñadas para proteger a los socios limitados si un miembro principal del socio general ya no es capaz de servir. Por lo general, un administrador de fondos tiene restringida la realización de nuevas inversiones hasta que la persona principal haya sido sustituida. Esto protege a los socios limitados, garantizando que el fondo tenga la supervisión adecuada. El inversor debe asegurarse de que la disposición se refiere a los principios fundamentales que supervisan la inversión y que las condiciones no sean tan amplias que inutilicen la disposición.
  • Los conflictos de intereses: estas disposiciones describen cómo las personas relacionadas con el socio general y sus afiliados pueden interactuar con el fondo. En él se esbozan las condiciones para hacer negocios con la sociedad y los métodos para resolver los conflictos que puedan surgir.

Más allá de las condiciones de los documentos de la oferta, los inversores deben investigar los antecedentes de los gestores de inversión, el promotor y demás partes implicadas. Algunos inversores pueden encontrar útil la obtención de las verificaciones de antecedentes de los principios implicados en la gestión de la inversión. En el caso de los profesionales de la inversión, la SEC y la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera ofrecen las herramientas para comprobar si se han presentado demandas contra las empresas o las personas físicas.

Los inversores también deben asegurarse que el plan de negocios del proyecto y el análisis de mercado parecen razonables. Los inversores deben tener cuidado con los planes que parecen demasiado optimistas, ignoran los riesgos de mercado y garantizan resultados. Estas son todas las señales de alerta. Los inversores también deben evitar depender únicamente del mercado y del análisis económico proporcionado por el patrocinador del fondo. Deben reunir su propia información y tal vez buscar asesoramiento profesional sobre inversión. Nuestra filial de asesoría de inversión de la firma, Palisades Hudson Asset Management, L. P., ha presentado informes de la auditoría económica para los inversores de EB-5 y para su asesor legal.

Al igual que con las decisiones importantes sobre inversión, es importante tener tiempo para entender completamente los riesgos y beneficios potenciales involucrados. La mayoría de los inversores querrán trabajar con un abogado de inmigración competente y con un profesional que esté familiarizado con los impuestos y las demás exigencias financieras que participan en el proceso. Si bien el proceso no es necesariamente sencillo, para el inversor adecuado, el programa EB-5 puede ser una vía razonable para asegurar la residencia permanente en los Estados Unidos.

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Inglés, Portugués